El Árbol de la Vida Personal - Conoce tu Árbol de la Vida Personal y Propósito de Vida

Vaya al Contenido

Menu Principal

El Árbol de la Vida Personal

 
 



Cábala Práctica
El Árbol de la Vida Personal




La Cábala o Kabbalah, es una ancestral sabiduría oculta con más de 5.000 años de antigüedad, que posteriormente los místicos del judaísmo emplearon para interpretar la creación, ordenación y funcionamiento del Universo tal y como se describe en la Torah (la Ley Mosaica o el Antiguo Testamento de la biblia). Pero si bien la Cábala tradicional estudia y profundiza en cada fase de la creación o sefirá del Árbol de la Vida cabalístico, partiendo de textos místicos tan profundos como el Séfer Yetzirah o el Zohar, en Cábala Práctica lo que se pretende es trasladar y aplicar todo este conocimiento en uno mismo, observándolo como una especie de mapa de fuerzas internas que son las que al fin y al cabo definen nuestra personalidad, nuestra manera de entender la vida y el modo en que nos relacionamos con ella y con los demás. Este es el denominado Árbol de la Vida Personal, un diagrama muy particular que nos revela la configuración energética con la que decidimos venir al mundo.



El Árbol de la Vida Personal





Cada vez que "descendemos" a los mundos manifestados con el fin de iniciar un nuevo ciclo vital (una nueva vida), nos revestimos de toda una serie de envolturas o cuerpos energéticos (mental, emocional, etérico y físico) que conforman nuestra personalidad. Sin embargo, no hay que olvidar que en realidad no somos el "personaje" que interpretamos en "cada función" sino el "actor". Es decir, que existe un Yo profundo que está más allá del cuerpo y de la personalidad (nuestro Ser esencial), que viene a este mundo una y otra vez en busca de todas aquellas experiencias vivenciales que nos permitan hacer expandir la conciencia.

Pero a pesar de la no conveniencia de una excesiva identificación con el "personaje" que estamos "interpretando" en estos momentos, lo que sí resulta conveniente es llegar a conocerse muy bien a este nivel de la realidad, el de nuestra personalidad actual, puesto que en ella se halla la misión o Propósito de Vida que el Árbol de la Vida Personal nos ayuda a desvelar.

De un lado sabemos que el propósito de vida de cada persona guarda siempre relación con aquello que le gusta hacer, aquello que se le da bien hacer y aquello con lo que se siente satisfecho y realizado cuando lo hace. Es ese talento o vocación especial por algo en particular lo que nos muestra el camino. Quien sienta pasión por el dibujo, la pintura, la música, la literatura, la ciencia, la filosofía, la política, la cultura, el deporte o por cualquier otra actividad, será probablemente su expresión en alguno de estos campos lo que dará un mayor significado a su vida.





Pero además de aprender a dar rienda suelta a nuestros dones y talentos como medio de expresión de nuestra personalidad, también existen una serie de enseñanzas que guardan relación con los 22 Senderos de Aprendizaje del Árbol de la Vida de la Cábala. Estos 22 senderos contienen unos aprendizajes que solo es posible adquirir a nivel vivencial, es decir, que no es posible hacerlo mediante el estudio o el mero esfuerzo intelectual, sino que es preciso experimentarlos, sentirlos y vivirlos en "carne propia", para que estos puedan quedar integrados en el Ser como sabiduría adquirida.

Cada Sendero une a dos esferas del Árbol (los 10 atributos del Alma) con lo cual, las enseñanzas de cada Sendero tendrán relación con el significado de las dos esferas que enlaza. Se trata de enseñanzas tan esenciales como son la paciencia, la aceptación, la renuncia, el desapego, la libertad, los límites, la ambición, los procesos de cambio, la voluntad, la iniciativa, la extroversión, la escucha interior, el perdón, la reconciliación, etc. Y como nada de lo que nos ocurre en la vida es por casualidad, mucho menos puede serlo nuestro nombre, nuestros apellidos y nuestra fecha de nacimiento. Así es que, a partir del genial hallazgo de Jaime Villarrubia (el creador del método) y de estos únicos datos personales, los cuales contienen toda la información en clave numérica, es posible elaborar un Árbol de la Vida Personal único y exclusivo para cada persona.



¿Qué información nos proporciona
el Árbol de la Vida Personal?





El Árbol de la Vida Personal muestra el recorrido que sigue la energía procedente de la Fuente de la Vida, y cómo en su trayectoria descendente va atravesando paulatinamente cada una de las 10 esferas o sefirot que componen el Árbol de la Vida cabalístico, describiendo así nuestro particular mundo espiritual, mental y emocional.


En el Árbol de la Vida Personal podemos descubrir:

* Nuestra constitución energética por polaridades
  (Yin-Yang, mental-emocional, espiritual-terrenal, activa-pasiva...)

* Nuestros puntos fuertes o habilidades especiales
 (físicas, creativas, mentales, intelectuales, espirituales...)

* Nuestros patrones de conducta en relación con diferentes áreas de la vida
 (familiar, laboral, sentimental...)

* Nuestros posibles colapsos de energía en relación con las diferentes partes del cuerpo y sus correspondientes afecciones

* Nuestros posibles lazos kármicos con alguno o varios miembros de la familia o pareja


* Nuestras posibles herencias de vidas pasadas
 (dones y talentos dormidos o tareas pendientes)

* Nuestro Propósito de Vida en relación al aprendizaje vivencial que hemos venido a desarrollar



Así es que, el Árbol de la Vida Personal, no solo es una magnífica herramienta de autoconocimiento y crecimiento personal, sino que nos acerca a una mayor comprensión sobre nuestra verdadera naturaleza esencial y el motivo de nuestra presencia en el mundo.


por Ricard Barrufet Santolària




 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal