Los Planos de Existencia - Conoce tu Árbol de la Vida Personal y Propósito de Vida

Vaya al Contenido

Menu Principal

Los Planos de Existencia

 
 





Los Planos de Existencia


    
Ver el libro en Amazon


E
l ser humano es un ser espiritual que en su descenso a la materia se ha ido revistiendo de diferentes cuerpos cada vez más densos hasta quedar "aprisionado" en un cuerpo físico donde su confusión es tal, que ya no recuerda que su verdadera naturaleza esencial es divina, eterna e inmortal.

Cuando hablamos de planos de existencia, de espacios dimensionales, de reinos espirituales o del más allá, solemos alzar la vista y mirar al cielo como si todo ello estuviera muy lejos de aquí, en otros mundos o en lugares muy remotos e inaccesibles, pero lo cierto es que Todo está aquí mismo junto a nosotros y en este preciso instante sólo que en franjas vibracionales distintas.

Esto significa que lo que habitualmente percibimos como real a través de los sentidos es tan sólo una pequeña parte de la verdadera realidad multidimensional en la que habitamos simultáneamente.

Hay en la actualidad tantas fuentes de conocimiento que evidencian una continuación de la vida post mortem (viajes astrales, experiencias cercanas a la muerte, regresiones hipnóticas, mensajes canalizados, doctrinas espirituales, física cuántica, biocentrismo, etc.), que nuestra inquietud ha pasado a ser otra; saber lo que nos aguarda en los diferentes planos de existencia o mundos sutiles a los que nos iremos trasladando conscientemente en el transcurso de nuestro ciclo conciencial evolutivo hasta el momento de convertirnos en seres plenamente realizados.






Plano Físico

Es el mundo material que conocemos y en el cual podemos experimentar la realidad física de la existencia a través de nuestro cuerpo físico. En él reside nuestro Yo Inferior o ser egoico que se identifica con la personalidad y con una conciencia de individualidad y de separación. En este plano solemos tener la ilusión de que el mundo en el que vivimos es la única realidad posible.



Plano Etérico

Es el plano en el que la energía vital da vida al cuerpo físico. Sin un cuerpo energético o vital el cuerpo físico no podría funcionar. Aquí se encuentran los centros energéticos o chakras que canalizan y regulan la energía universal conocida como Ki, Chi o Prana, a niveles aptos para la vida orgánica. Cuando nuestro cuerpo etérico o vital está bien armonizado, ello se traduce en un buen estado de salud. Pero cuando surgen los desequilibrios, los colapsos y los bloqueos de energía (que generalmente provienen de nuestro inconsciente) aparece entonces la enfermedad. Nuestro cuerpo etérico contiene la configuración energética que determina nuestra personalidad en el plano físico, con el único fin de adquirir un determinado conocimiento vivencial o propósito del alma para cada existencia. El cuerpo etérico es indisoluble del cuerpo físico, así que al "morir" nos desprendemos de ambos cuerpos a la vez, el físico y el vital.



Plano Astral

En el plano Astral se encuentra nuestro cuerpo emocional, en él residen nuestras emociones y deseos. Es el subconsciente de la mente y nuestro vehículo durante los sueños. Al plano Astral es donde se traslada nuestra consciencia inmediatamente después de morir y es donde se revisa la vida como en una película, sintiendo nuevamente las emociones que experimentamos en vida. Aquí tienen lugar las ECM's (Eperiencias Cercanas a la Muerte), las EFC's (Experiencias Fuera del Cuerpo) y es donde se manifiestan todos los "Sistemas de Creencias" (Cielo, Paraíso, Purgatorio, Infierno, Vacío, la Nada...) creados por el inconsciente colectivo del ser humano.



Plano Mental

Al plano Mental Inferior o concreto accedemos una vez comprendemos que el plano Astral responde únicamente a la manifestación de nuestras emociones y deseos; a lo que queremos creer. Al plano Mental pertenece nuestro cuerpo mental, nuestra mente, pensamientos, intelecto y todo aquello que conforma nuestra personalidad o ser egoico. Aquí se hace nuevamente una revisión de vida aunque en esta ocasión no es emocional sino mental, analizando todo lo sucedido y comprendiendo el por qué de tantísimas cosas que en el plano físico nos parecían incomprensibles. Cuando abandonamos este plano de existencia abandonamos definitivamente nuestra última personalidad.



Plano Causal

A plano Causal accedemos de forma consciente cuando se alcanza la 5ª dimensión de concinecia, de lo contrario, se accede de manera inconsciente. En este plano reside nuestro Yo Superior, nuestro Espíritu o verdadero Ser, nuestra esencia más pura. El Ser contiene todo el conocimiento adquirido a través de todas nuestras vidas, con sus buenas y malas acciones las cuales determinan los diferentes aspectos karmicos a ponderar para futuras encarnaciones. En el plano Causal comienza el verdadero mundo espiritual y a partir de aquí, solamente accederemos a planos más elevados de existencia en la medida en que nuestra conciencia vaya adquiriendo el suficiente grado de conocimiento y comprensión. Lo paradójico es que este conocimiento superior que nos permitirá ir ascendiendo en el mundo espiritual, sólo puede adquirirse mediante la experiencia vivencial obtenida en los planos inferiores de existencia.



Plano Búdico o Crístico

Accedemos a este plano al conectar con la conciencia No Dual de la Existencia. Una frecuencia que se caracteriza por la ausencia de confrontación entre los pares de opuestos, lo cual nos aproxima a la Unión con el Absoluto y a la perfecta comunión con el Todo. En los subplanos más elevados de la esfera crística se alcanza el estado nirvánico o de iluminación. A pesar de ser un plano de muy elevado nivel conciencial, todavía pueden existir algunas dedudas kármicas o anhelos pendientes que requerirán de nuevos renacimientos.



Plano Átmico

Es nuestra Unión definitiva con el Todo, con el Absoluto, con el Ser Único o Dios, como espírituos puros y libres de todo karma. Es el verdadero Cielo o Paraíso al que se se refieren todas las religiones en su sentido más místico y la Verdad Suprema tan anunciada por los más venerados Sabios, Profetas y Maestros de todos los tiempos. A esta esfera pertenecen las elevadas vibraciones de la compasión, la bondad y el amor. Es el Verdadero Estado del Ser: divino, inmortal y eterno. Es nuestro Retorno al Hogar.





Introducción del libro: "Planos de Existencia, Dimensiones de Conciencia"



 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal